Thor: los cómics que han inspirado las películas

Quien blanda este martillo, si es digno, poseerá el poder de

VUELVE A RUGIR EL TRUENO

El 8 de julio llega a las salas de cine Thor: Love and Thunder, el último estreno de Marvel Studios y la cuarta entrega protagonizada por el autoproclamado “Vengador más fuerte”, Thor, en solitario. Aunque esa última parte, “en solitario”, sea discutible ya que en esta ocasión Thor, el héroe al que Chris Hemsworth pone rostro (y cuerpo), va a ver cómo tanto el foco de atención como su martillo Mjolnir, acuden a la llamada de una nueva Thor y vieja conocida: Jane Foster, interpretada una vez más por Natalie Portman. Mucho ha ocurrido desde el debut de Thor, el tercer personaje elegido por Marvel Studios para labrar su Universo Audiovisual Marvel, y el joven y testarudo Hijo de Odín luce irreconocible desde que cayó en manos del director Taika Waititi en Thor: Ragnarok (2017) para ver caer a su dorada Asgard, y desde que sus múltiples enfrentamientos con Thanos en Vengadores: Infinity War (2018) y Vengadores: Endgame (2019) se saldaron con la pérdida de su hermano Loki, de gran parte de su pueblo, y de su propio propósito como guerrero. 

Esta nueva adaptación supone un decidido paso más en esa senda de autodescubrimiento y encuentra en la etapa de cómics firmados por el guionista Jason Aaron (publicados por Panini Cómics en su colección Marvel Now! Deluxe. Thor de Jason Aaron) su inspiración para muchos de los elementos que la cautivarán al público, desde Jane Foster como Diosa del Trueno, hasta su enemigo, interpretado por Christian BaleGorr el Carnicero de Dioses.

EL VARIOPINTO CAMINO DEL HÉROE

Hasta ahora, las anteriores entregas del Dios del Trueno bebían de fuentes más tonales que literales, y la elección de sus directores era reflejo de ese tono buscado. 

Thor (2011) contó con el dominio de Kenneth Branagh en lo shakespeariano (con adaptaciones de Enrique V, Mucho ruido y pocas nueces, Hamlet, Trabajos de amor perdidos, Como gustéis) para sentar las bases de la mitología asgardiana en el melodrama, presentando a Thor y al resto de la familia real, el Padre de Todos, Odín (Anthony Hopkins), Frigga (Rene Russo) y Loki (Tom Hiddleston), además de personajes de las historias clásicas de Stan Lee y Jack Kirby como Fandral, Hogun, Volstagg, la dama Sif y Heimdall

Para Thor: El mundo oscuro (2013), se optó por el realizador Alan Taylor con la mira puesta en el tono más sobrio de su reciente trabajo, Juego de Tronos. Si primero conocimos a Laufey y su reino de Gigantes de Hielo como antagonistas iniciales, esta secuela presentaba a Malekith (Christopher Eccleston) y los Elfos Oscuros, pero no los desarrollaba demasiado. 

Taika Waititi (Lo que hacemos en las sombras) fue el elegido para dar una cura más de humildad a su héroe en Thor: Ragnarok (2017), cuyo diseño visual resultaba inconfundiblemente kirbyesco, y que encontró en el film Golpe en la pequeña China el modelo para su héroe imperfecto, y en Immigrant Song de Led Zeppelin una inspiración espiritual… además de hallar en Hela (Cate Blanchett) una amenaza realmente desafiante para Thor.

DIGNOS DEL MARTILLO

En junio de 1962 se publicó Journey into Mystery #83 USA y, desde su misma portada, se anunciaba que la saga de Thor comenzaba en esta entrega firmada por Stan Lee y Jack Kirby, quien ya había jugado anteriormente con la mitología de los dioses nórdicos. 

Entonces, el protagonista era el doctor Donald Blake, que encontraba en unas cuevas noruegas un bastón que se transformaba en martillo mágico, y a él en el dios Thor

Desde entonces, la leyenda de este arrogante guerrero asgardiano que aprendió a ser responsable ha sido forjada por autores como Roy Thomas, Mark Gruenwald, Walt Simonson, Dan Jurgens, J. Michael Straczynski… 

De todas las veces en que otros héroes han sido dignos de sostener el Mjolnir, fue al estar en manos de la nueva Diosa del Trueno cuando vimos a un Thor en crisis, indigno; Jane Foster debutó sólo un número después que Thor, como la enfermera ayudante del doctor Blake, fascinada por el dios nórdico. Durante mucho tiempo, sólo pudo alzar el Mjolnir en la anecdótica publicación, en 1978, de What If? #10 USA. Pero, a finales de 2014, Jason Aaron hizo que el martillo escapase del agarre de su portador y acudiera a sus manos, iniciando un glorioso canto a la superación, valentía y sacrificio de Jane, impecablemente retratada por Russell Dauterman, y del Hijo de Odín, a través de los lápices de Esad Ribić, Olivier Coipel y más. 

Taika Waititi dice que Love and Thunder nace de la estética de las clásicas novelas románticas, pero el espíritu que se apodera de su film fue sin duda concebido por Aaron y un sinfín de grandes artistas.

Compartir: